X

Hazte socio

Formar parte de la Asociación Periodistas Investigación (API) te dará acceso al contenido exclusivo de esta web, asesoramiento legal, formación, consejos y otras muchas ventajas. Para ingresar tienes que contar con el aval de tres socios. Es importante que estas tres personas apoyen que seas socio antes de rellenar el siguiente formulario y que introduzcas tus datos reales, porque luego comprobaremos su veracidad (por supuesto, no haremos públicos tus datos).
Si necesitas más información, entra en 'Quiénes somos' o pregúntanos lo que quieras desde 'Contacto'. Cuando hayamos estudiado tu solicitud para unirte a la API te comunicaremos nuestra decisión y, si tienes nuestro visto bueno, te daremos los detalles para el pago de la tasa anual de socio.



MujerHombre







140


600

Una cosa más, insistimos:
En ningún caso haremos público tu correo electrónico. Lo usaremos para ponernos en contacto contigo o para hacerte llegar comunicación o material de la API. Todos tus datos serán tratados de conformidad a la normativa europea y estatal de protección de datos personales con la única finalidad establecida e inserta en el formulario. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición puede enviar su petición desde nuestra sección de 'Contacto'.


Inicia sesión

Debes ser socio

Cerrar

Pulsa fuera para salir.

API 19/06/2018

La investigación del caso Acuamed, por Marisa Gallero, miembro de la API

Marisa Gallero
La periodista Marisa Gallero, miembro de la API, en el Senado.

Esta información es un extracto de un documento. Puede descargarlo por completo aquí.

A principios de junio de 2018 la Comisión de Investigación sobre la financiación de los partidos políticos del Senado se hizo eco de la investigación publicada en el diario ABC sobre el caso Acuamed cuando dependía del ministerio de Medio Ambiente de Cristina Narbona, actual presidenta del PSOE.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó por real decreto de 2004 con carácter “extraordinario y urgente” la adjudicación de una serie de desaladoras por la costa Mediterránea. Después de 14 años, la mitad de esas plantas no están operativas, seis de ellas tuvieron 215 millones de euros de sobrecostes, además de gastar otros 9 millones en proyectos fallidos.

Si las desaladoras fantasmas de Moncofa, Oropesa del Mar y Sagunto no están en marcha en marzo de 2019, el Estado tendrá que devolver 35 millones de euros de fondos europeos. Los municipios no pueden afrontar el coste de amortizar la inversión -un millón de euros durante 25 años- por los contratos leoninos de la época, aunque “nadie les puso una pistola para que firmaran” según declaró Narbona en una entrevista en ABC.

Esto sin contar las campañas publicitarias millonarias aprobadas en el Consejo de Ministros de septiembre de 2007 por Narbona. En menos de seis meses, la empresa pública recibió 7,2 millones de euros de las constructoras de las plantas. Esas “donaciones voluntarias” se reflejaban en una hoja Excel titulada “el club de las desaladoras”.

Además, Acuamed se gastó otros 11,2 millones de euros en “propaganda, publicidad y relaciones públicas” entre 2007 y 2008, años que hubo elecciones municipales, autonómicas y generales. Entre los contratos firmados por el director de Relaciones Institucionales Joan Navarro con el visto bueno de la dirección de Acuamed se encuentran dos adjudicaciones investigadas por supuesta financiación ilegal del PSV…

Esta información es un extracto de un documento. Puede descargarlo por completo aquí.

El sitio web de la Asociación Periodistas Investiación utiliza cookies. Si sigues navegando das tu consentimiento y aceptas las cookies y nuestra política de cookies, pulsa en el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other